Header Ads

La Conjuntivitis

Elaborado por Carlos Guerrero.

       La conjuntivitis es una enfermedad ocular, la cual se origina mediante la inflamación de la capa conjuntiva también conocida como la membrana mucosa la cual recubre interior de los parpados y que se extiende a la parte interna del ojo.

     Los síntomas más evidentes de la conjuntivitis son el enrojecimiento y el lagrimeo constante y otras que pueden depender de su causa tales como la lagaña matutina que pueden causar ganglios aumentados de tamaño en las víricas, prurito en las alergias, etc.
La conjuntivitis se puede clasificar como:

Alérgicas
     Estas suelen durar poco, pero igual presentan síntomas como ardor, comezón y exceso de secreción (lagaña). Por lo general suele curarse con lavado recurrente de los ojos y antibióticos. 
  
Víricas
     Estas son producidas por adenovirus y con posibles afectaciones corneal dolorosa. Se pueden contagiar fácilmente con cualquier contacto con alguna persona infectada que se haya tocado los ojos y la otra persona se haya tocado los ojos con las manos sucias, también por estornudos, toallas contaminadas, entre otras formas. Los síntomas más frecuentes son enrojecimiento, eritema biocular, lagrimeo, costrasa amarilla, ojos con escleras hipermicas, epiforas, conjuntivas hiperemicas. Para tratar este tipo de infección básicamente se pauta un tratamiento con antiinflamatorios, antibióticos y lavado frecuente de los ojos.

Bacterianas
     Esta se caracteriza por originar una secreción de color amarillento y formación de papilas en las conjuntivas palpebral. Este tipo de conjuntivitis se trata con una buena higiene y antibióticos.

     Entre las causas de la conjuntivitis es una infección bacteriana, las que pueden dar origen a esta enfermedad. En la conjuntivitis bacteriana los síntomas del ojo enrojecido están generalmente asociados con lagrimeo de color verde o amarillo. A menudo, también están presentes síntomas tales como la congestión de los senos paranasales y mucosidad nasal. Los párpados pueden edematizarse.

     Otra causa puede ser el mal uso de las lentes de contacto o lentillas, si se introduce algún microbio y la lente no está correctamente desinfectada, éste se traspasará al ojo al usar la lente y puede causar un poco de conjuntivitis.

Esta infección debe ser correctamente detectada y tratada. La conjuntivitis bacteriana es muy contagiosa, pero generalmente se cura entre 7 y 10 días después del comienzo de los síntomas.

No hay comentarios

Imágenes del tema: RBFried. Con la tecnología de Blogger.