Header Ads

Afecciones en la vista



Se puede decir que el agua está contaminada cuando sus características naturales se encuentran alteradas. Su consumo o contacto puede causar enfermedades a las personas

Por: Javier Guerrero

Con el crecimiento desenfrenado de la población en el mundo y su concentración en grandes ciudades, resulta muy difícil prevenir la contaminación del agua. A este apreciado y vital elemento como lo es el agua, es ensuciado con distintos desperdicios humanos y animales, desechos químicos e industriales, volviéndose no apta para su consumo y demás usos.

El agua contaminada es nociva para la salud, en ocasiones puede no parecer sucia, pero puede tener microbios peligrosos o productos tóxicos que puede afectar las personas e incluso, causar enfermedades.

Agua contaminada y salud visual…

El uso y consumo de agua contaminada, puede ocasionarnos diversas afecciones a nuestro cuerpo, en este caso a la salud visual.

Los ojos son uno de los órganos más importantes que tienen los humanos y animales, ya que brinda la posibilidad de poder ver el mundo en el que nos desplazamos, y una afección a los mismos nos puede otorgar diversas molestias que nos interrumpen las actividades del día a día.

Algunas enfermedades que puede causar el agua contaminada son:

La Oncoceriasis o ceguera de rio: Esta es la segunda causa en el ámbito mundial que provoca la ceguera, es causa por el “onchocerca volvulus”, un gusano parasito que se cría en los ríos y pueden vivir al menos 14 años en el cuerpo humano.

Leptospirosis: A pesar de no ser una enfermedad relacionada directamente con los ojos, igualmente afecta a la vista, produciendo dolencias y ojos rojos.

Tracoma: Es una infección en la membrana mucosa de las pestañas, que inicia con una congestión e hinchazón de las pestañas con desgarre y perturbación de la visión. Suele afectar a la cornea y puede ocasionar una ceguera parcial o total.

  
¡No abras los ojos bajo el agua en piscinas y playas!

Si bien, hoy en día las medidas sanitarias de las piscinas son muy efectivas y seguras, no siempre se encuentran 100% libres de riesgos. El exceso de cloro, los productos químicos, hongos, células muertas, entre otras cosas, pueden ser factores que lleven a ocasionar irritaciones, alergias e infecciones oculares como la conjuntivitis infecciosa. Para poder detectarlas, hay que estar atentos al clásico “ojo rojo”; si el síntoma perdura más de 24 horas, y a eso se le suma una visión borrosa, hinchazón, molestias y dolor, es necesario acudir a un especialista.

No hay comentarios

Imágenes del tema: RBFried. Con la tecnología de Blogger.